La importancia de ORAR en crisis de ANSIEDAD


Cualquier persona con hipocondría sabe a la perfección que si padece de ansiedad la mezcla hace que el problema sea aún mayor si cabe.
Padecer de hipocondría tiene una complicación extra cuando por falta de estudios, medios y aceptabilidad social son las 3 bases que rodean a esta enfermedad.

Y cuando un hipocondriaco/a además viene acompañado con algún otro trastorno el problema pasa de grave a muy grave y eso es precisamente lo que pasa cuando se tiene ansiedad.

Dejando al margen la medicación y los tratamientos psiquiátricos, existe otra forma, otra ayuda, que no quiere decir que debas sustituir lo que ya tienes, simplemente debes saber compaginar los diferentes caminos para mejorar tu hipocondría y tu ansiedad.

Evidentemente hablo de Dios, es curioso... Las personas ateas cuando peor estar es cuando más se acercan a dios, es curioso que la naturaleza humana hasta del menos creyente cuando esta se ve obligada a recurrir a su instinto más primario, salga por “arte de magia” la FE.

Creas o no te invito a que agarres con tus manos las manos del creer y del pedir a aquel que te da todo con tan solo nombrar su nombre.

El momento de la oración para el momento de la ansiedad.




Mientras sientes estrés, ansiedad, te falta la respiración, el corazón te palpita más y más y más, tus nervios rozan casi el infarto, no sabes que hacer, ni decir, te bloqueas y pareces una piedra que ni siente ni padece.

Te entiendo, se lo que estás pasando, se lo que sientes y se que además es muy probable que sientas que esos signos de ansiedad sean algo más grave, cierra los ojos y concéntrate en una única cosa: DIOS.

Cuando peor estés es cuando más necesitas de Nuestro Señor, es difícil orar cuando no sientes las palabras, pero es fácil sentir las palabras cuando ya no sabes que hacer.

Él es compasivo, te comprende mejor que nadie, aún cuando tengas dificultad para orar, él simplemente estará.



Comentarios

Entradas populares